viernes, 6 de abril de 2007

R. DESCARTES. EL JUGADOR


Rene Descartes nació el 31 de marzo de 1596. Segundo hijo varón de una serie de cinco del mismo padre. Su madre murió cuando Rene contaba trece meses de edad tras dar a luz a un niño que sólo sobrevivió al parto por tres dias. Su vida comienza en una Europa que se interna en la que conocemos como "la pequeña edad de hielo". Esta etapa climática, extremadamente fria, coincide con el llamado minimo de maunder, que no es sino la práctica desaparición de manchas sobre la superficie solar. Contando diez años, Rene ingresa en el Colegio Real de La Flèche. Esta institución fundada por los Jesuitas en 1604 pasaba por ser, casi con toda seguridad, el mejor colegio del momento en el mundo. Allí, Descartes siguió un curso convencional de ocho años. Durante los tres primeros estudió gramática y humanidades, los otros dos retórica. Todos los cursos se dictaban en latín, y los estudiantes debían realizar todas sus tareas en esa lengua. También formaban parte de sus estudios el griego, el francés. el teatro, la música, danza, esgrima, dicción y equitación. Además, Rene recibió clases de mecánica, agrimensura, relojería, óptica, meteorología, hidrografía y geografía. Vamos, como en un Bachillerato moderno. Además de ello, La Flèche contaba con el beneplácito real para poseer una de las bibliotecas mejor nutridas del mundo (fuera de las grandes universidades aún en manos de la iglesia). Así, el bueno de Descartes debió formarse también en lógica, derecho, filosofía y matemáticas como especialización posterior a sus primeros años en el colegio, accediendo además a toda una serie de obras o bien prohibidas, o bien muy escasas en aquellos tiempos. De entre estas últimas cabe destacar la obra de Ramón Llull sobre combinatoria y Los elementos de geometría de Euclides. Fue esta obra matemática la que le inspiró la necesidad de encontrar un método de funcionamiento para la razón humana que fuese capaz, como en matemáticas, si no de arrojar verdades, sí al menos que hiciera que el entendimiento humano actuase de forma coherente con sus propios principios de funcionamiento. En 1616, ya diplomado en derecho, tuvo una reunión con su padre que marcará el resto de su vida. Rene, segundogénito por partida doble (había dos primogénitos, uno de cada matrimonio de su padre) estaba condenado a servir el resto de su vida en la iglesia o en el ejército según la tradición. Sin embargo, tras alistarse en el ejército de Mauricio de Nassau, príncipe de Orange (protestante y dependiente de las "Provincias ruenidas", la actual Holanda) el joven Descartes se dedica a estudiar holandes (acabará hablándolo y escribiéndolo con total corrección) y matemáticas de la mano del gran matemático Isaac Beeckman, al que rápidamente adelantó en conocimientos. En 1620, Tras recibir "la asignación" de su padre para que se labrara un porvenir, asignación en tierras que Rene vendió rápidamente por dos mil quinientas libras, este se dedicó a "apender en el gran libro del mundo".
Uno de los grandes pasatiempos de la época para las clases nobles eran los torneos matemáticos y de naipes. En ellos se apostaban sumas más que importantes. La correspondencia del joven Descartes y algunos datos objetivos como que, en 1625, recibe una carta de su padre tratando de recuperar "la dignidad para con el apellido que lleva" y anunciándole que por la "módica" cantidad de cincuenta mil libras había conseguido un puesto acorde a su rango y capacidades, a lo que Descartes responde anunciándo a su padre que no desea cambiar de vida y que además, sólo posee en ese instante treinta mil libras, cantidad más que suficiente para vivir "toda una vida de forma cómoda" siembran una duda más que razonable sobre los modos de vida del joven Rene. Al parecer, Descartes se ganaba la vida apostando, tal y como su correspondencia nos hace ver, "de forma segura" tanto en torneos matemáticos como en juegos varios de azar. Parece que su gran descubrimiento matemático, ese que conjuga geometría y "análisis de los modernos" le permitió labrarse un porvenir hasta su publicación. De torneo en torneo se granjeó tal honor que los mayores matemáticos del momento quisieron conocerle: Galileo, Fermat, Roberval... y un largo etcétera. Pero Rene hizo honor a sus principios de aprender en el gran libro de la vida y guardó para sí, durante muchos años, gran parte de sus descubrimientos. Para él la vida era una gran partida de naipes que nuestro ávido ingenio puede entrever. Sólo hay que juzgar de forma ordenada, estudiar al contrario y... arriesgar lo mínimo imprescindible.
Su padre le tacha de "mujeriego", "jugador", "talento desperdiciado para el honor de la familia".... pero Rene descubre rápidamente que el sentido de la vida reside justo ahí, en ese salto al vacio que hace que nuestro ingenio deba permanecer alerta siempre. Quizá fue justo ese "amor por la vida" lo que acabó con él. En 1649 aceptó una invitación de la reina Cristina de Suecia para ser su "profesor particular". El once de febrero de 1650 falleció con cincuenta y tres años de edad, el descubrimiento de la geometría analítica a sus espaldas. La formulación de la ley de inercia, cerca de nueve años de su vida en paradero desconocido y uno de los enigmas mayores formulados en la historia de la filosofía: la necesaria, aunque difícil relación, entre la mente y el cerebro humanos.

6 comentarios:

Almu y Meli dijo...

Hay que ver... y pensar que prácticamente solo se le conoce por su "Cogito, ergo sum"... Claro que ahí se le nota que estudió en latín todo el tiempo. Por cierto, nosotras también queremos ser "segundogénitas" con una buena renta y dedicarnos a los pasatiempos matemáticos y a los juegos de azar, y a ser "hombreriegas" y talentos desperdiciados para el honor de nuestras familias. Ah, pero esto último ya lo somos, ¿no?

Julio G. E. dijo...

Sabes que porque estudio en latín firmaba como cartesius, de ahí que sus ejes sean cartesianos y no descartianos... hay que.. qué cosas tiene la vida.

denisse moreno dijo...

Hola... me podrias ayudar con un ensayo sobre el discurso del método?? es importante para mi...
mi correo es moskkita@hotmail.com soy de venezuela, tengo 23 años--- gracias!!!

azaharsolidario dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Vaya con Descartes. ¿No deberíamos conocerlo por "existo, luego pienso"?
Juana G. Linares

hanay dijo...

a ke descartes lo conoci solo su nombre por una banda ke haci se llama y veo ke nada ke ver, y ps ahora hago la tarea de filosofia: cual es el metodo para hacer filosofia de r. descartes? y aki no nos habla de ningun metodo pero ahora se ke fue un apostador muy listo nada de desperdiciar sus talentos como lo penso su familia, si el vivi bien y le gusta ke bien, aunque la opinion de los demas fuera solo por ensima.